TAYLIFEPAREDES

Últimamente es una de las frases que más repito a mis deportistas  «compite sin presión, compite sin presión y  disfruta al máximo». Después de más de tres décadas compitiendo y más de 15 años como preparador físico he llegado a la conclusión que uno de los factores limitantes del rendimiento es sin lugar a dudas la presión pre-competitiva.

Si estás leyendo este artículo estoy convencido que mejorar es tu gran objetivo. No importa nuestra especialidad deportiva, incluso no importa el nivel que tengamos, cuando competimos ponemos a examen todo nuestro trabajo y evaluamos si el sacrificio de nuestro entrenamiento ha merecido la pena.

Generalmente, todos tenemos dos formas sencillas de medir nuestro rendimiento:

  1. Comparándonos con nosotros mismos. Puede que luchemos contra el crono o puede que intentemos mejorar nuestras habilidades. Si conseguimos mejorar, nuestro esfuerzo habrá merecido la pena.
  2. Comparándonos con los demás. Ganar a los que están por encima de nosotros, ganar a nuestros rivales es otra forma de medirnos y autoevaluarnos.

Desde el trabajo práctico de mi experiencia, analizando mi rendimiento en competición, y analizando la mentalidad y resultados de mis deportistas, he llegado a la conclusión que:

  • A mayor ambición por mejorar, a mayor autoexigencia,  mayor presión a la hora de competir.
  • A mayor importancia de la competición, más presión.
  • A peor gestión del fracaso, mayor presión competitiva.
  • A menor confianza en nosotros mismos, mayor presión.
  • A mayor negatividad, mayor presión.
  • Cuando focalizamos todo nuestro trabajo únicamente en el resultado, mayor presión.
  • A mayor importancia del «¿qué dirán?» mayor presión.

Estar motivados y activados antes de una competición es beneficioso para nuestro rendimiento. Estar excesivamente activado es perjudicial, principalmente porque esa ansiedad precompetitiva mermará nuestros sistemas energéticos y hormonales. Recuerda siempre que demasiada adrenalina consumirá tu glucógeno. Es decir, excesivos nervios es igual a menor energía y a un peor resultado.

Si tu rendimiento es menor compitiendo que entrenando, no hay duda, la presión te sobrepasa. Si la noche anterior a una prueba prácticamente no pegas ojo, mal asunto, la presión se te come por dentro.

Y ahora lo más importante, ¿Cuál es la solución? ¿Qué hacemos para no competir sobre excitados? ¿Cómo encontramos ese punto óptimo de activación?

Queremos mejorar y queremos competir bien, pretendemos demostrarnos a nosotros mismos o a los demás que hemos progresado, perfecto, pienso que es algo intrínseco en el ser humano, la ambición de superación. Pero creo que una de las claves fundamentales para competir sin presión está en nuestra capacidad de disfrutar, disfrutar pero en el sentido más amplio de la palabra. Vivir el momento. Ese debería ser siempre nuestro principal objetivo. Sacar todo el jugo a la experiencia. Puede que seas ciclista, atleta, futbolista, triatleta…no importa, si cuando vas a competir te olvidas un poco del resultado, en aquello que pasará, y te centras más en sentirte feliz, en sentirte afortunado por estar donde estás, te garantizo que no solamente competirás con menos nervios y mejorarás tu rendimiento, también te sentirás más satisfecho contigo mismo, y eso aún es más importante. Porque ¿si no te diviertes qué sentido tiene?

Otro consejo, nunca anticipes en negativo, es algo que sin darnos cuenta lo hacemos constantemente, me incluyo en ello. Que si tengo molestias, que si no me encuentro bien, que si….Mensajes subliminares que van haciendo mella en nuestra confianza. Autoanalízate y si te das cuenta que estás siendo negativo ¡cambia el chip! ¡ sé positivo de inmediato! ¡voy a tener buenas sensaciones, voy a disfrutar de todo al máximo! ¡sonríe y todo mejorará!

Y por último, permítete fallar, eres humano y hasta los más pros tienen malos días. Siempre puedes sacar algo positivo hasta cuando las cosas no salen como esperas, aprende de la experiencia y sigue luchando.

Y sobre todo, relativiza, si no has conseguido lo que andabas buscando, antes de cabrearte y querer tirarlo todo por la borda, antes de frustrarte ¡piensa! ¡RELATIVIZA! ¿de verdad es tan importante? mañana el mundo seguirá girando.

Espero que estos consejos te ayuden a competir sin presión, a alcanzar un mejor rendimiento,  y sobre todo a que el deporte y la competición te ayuden a ser más feliz.


octavio escritor1 Sin Umbral Anaeróbico y aprovechando el Lactato

Artículo cedido por Octavio Pérez

“Director y fundador de Apadrina Un Sedentario. Autor del libro La Preparación en el Corredor de Montaña. Colaborador-experto del programa “A la Carrera de La 2 de TVE”. Facilitador de sueños y preparador físico.
Conferenciante y docente en Alto Rendimiento. Creador de Go Training, aplicación a la vanguardia de innovadores sistemas de trabajo en ciencias del entrenamiento.
Recordman mundial en 4x800M35. Bronce mundial, subcampeón europeo y de España de duatlón GGEEE 2013. Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Autor de numerosas publicaciones de fisiología del ejercicio y entrenamiento deportivo.
Es uno de los entrenadores más versátiles del panorama internacional. Durante su extensa y brillante trayectoria profesional ha ayudado a más de 2000 deportistas a conseguir sus desafíos más ambiciosos, entre algunos destacan Iván Ortiz, Campeón de España en 2012. Xari Adrián, Campeona de España de Ultra Trail 2013. o Anna Sanchis, olímpica en Pekín y mejor ciclista española 2012 y 2013.”


Descubre la nueva colección:

Deja un comentario